Mi primer año en Pamplona

Hola chic@s!!!

No suelo hablar de mi pero hoy me apetece contaros un poquito y que me conozcáis mejor.

Viví mi infancia entre Calpe (Alicante) y Cullera (Valencia), al los siete años mi familia se quedó en Cullera y fue donde me formé en estética y peluquería, trabajé más de 10 años en ese sector.

Un día decidí que me quería ir a Madrid a vivir, me costó unos años pero lo conseguí.

En Madrid me formé en una de las mejores escuelas del momento como maquilladora adquiriendo un título internacional para poder trabajar en diversos países, ahí fue cuando descubrí mi verdadera pasión.

Hice mis pinitos en maquillaje para fotografía, teatro y televisión.

También trabaje para firmas como L’oreal o Yves Saint Laurent desplazándome por varias ciudades de la geografía española.

Durante mis seis años viviendo en Madrid tuve la oportunidad de viajar por el mundo conociendo diferentes culturas y sus técnicas y productos de maquillaje.

Un día llegó el amor y después de un tiempo decidimos vivir una vida más tranquila sin tanto ajetreo ni estrés.

Decidimos trasladarnos Pamplona, una ciudad pequeña y tranquila pero muy acogedora.

De eso va a hacer un año y en este año he tenido la oportunidad de trabajar como freelance.

Mi sorpresa ha sido que en tan poco tiempo tengo una cartera de clientes muy amplía, he disfrutado maquillando gimnastas contagiándome su ilusión y nervios, invitadas de eventos que me han llamado días después para darme las gracias y felices por levantarse al día siguiente con el maquillaje intacto, maquillajes para otras culturas y razas que me fascinan por poder aplicar lo aprendido en mis viajes, maquillajes de caracterización para disfraces con lo que disfrutamos los clientes y yo haciendo heridas y aplicando sangre, entre muchas cosas más…

Pero si algo me enorgullece y quiero agradecer, es la cantidad de novias que tengo este año, estoy conociendo a todas con las pruebas y las reservas y mi corazón se llena al ver la cara de alegría, tranquilidad y satisfacción con la que salen de mi estudio.

Pamplona me ha dado mucho en muy poco, mi agenda casi no tiene huecos y estoy muy contenta haciendo lo que me gusta y viendo a la gente feliz por lo que hago, cada cliente que sale del estudio con esa alegría me da una inyección de positividad, de seguir luchando por mis sueños, de creer en lo que hago y sobretodo ver que lo que hago gusta.

Aunque decidí irme del ‘no parar’ de Madrid sin darme cuenta me volví adicta a esa ciudad, Madrid me enamora y siempre busco alguna excusa para volver y poder hacer mis compras de belleza, continuo haciendo mis formaciones allí, haciendo trabajos de maquillaje para poder pasar días en Madrid y disfrutar paseando por el centro y claro está seguir viajando siempre que puedo y para eso tengo que coger vuelos desde Barajas.

Con este post quiero agradecer a Pamplona y su gente la gran acogida, he podido conocer gente maravillosa, tener amistades, disfrutar de mi sueño y ser feliz con mi pareja.

Me gustaría ver el sol de vez en cuando pero para eso ya hago mis escapadas a Valencia y Madrid.

Luchar siempre por lo que deseáis, todo esfuerzo tiene su recompensa, la clave está en no rendirse nunca.

Gracias Pamplona y gracias a mi Pamplonica.

nic3b1os-en-un-banco

Verónica Artés.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s